CLICK HERE FOR THOUSANDS OF FREE BLOGGER TEMPLATES »

lunes, 22 de diciembre de 2008

Cómo se hizo Garden State: 2, Los habitantes de Garden State


En lo que se refiere al reparto, Braff se considera "enormemente afortunado". "Era genial poder contar con una mujer con el espíritu de Natalie Portman, o a con alguien como Ian Holm, o también Peter Sarsgaard", recuerda el director. "Ni en millón de años hubiéramos soñado con semejante plantel. Pero el caso es que poco a poco los fuimos contratando a todos. Estábamos alucinados".

Como muchos espectadores, Braff se fijó por primera vez en Natalie Portman en 1996, cuando la vio en la cinta de Ted Demme "Beautiful Girls", donde interpretaba a una chica de 13 años de la que se enamora Timothy Hutton. Braff nos habla de la actriz: "Natalie es una auténtica estrella. No sólo es una gran actriz, que lo es, no sólo es guapísima, que también lo es. También es tremendamente carismática. No le puedes quitar los ojos de encima".

Durante el rodaje, Braff descubrió que Portman tiene mucho en común con el personaje que interpretaba. "Es muy divertida y está llena de optimismo y de pasión por la vida. Y esa forma de ser se refleja perfectamente en su personaje. ¡Resulta tan divertido verla interpretar este papel! Es como si la actriz y el personaje se fusionaran".

Para Portman, que acababa de interpretar a la Senadora Amidala en "Star Wars" (La Guerra de las Galaxias), "GARDEN STATE" (ALGO EN COMÚN) suponía un cambio de registro de 180 grados. "Me atraía muchísimo una película centrada en los personajes, después de hacer algo tan desproporcionado y delirante". Su personaje, Sam, no puede ser más opuesto a Amidala, la regia estadista intergaláctica, abrumada por su cargo.

Como explica Portman: "Sam es una chica divertida, todo un carácter. La mayoría de los personajes femeninos escritos por hombres, sobre todo si son papeles románticos, acaban reflejando un ideal bastante estúpido: una chica ligona, que se desnuda cada dos por tres y a la que le apasionan los deportes.

Portman prosigue: “Sin embargo, Sam, tal como Zach la creó, es una persona real, con sus problemas y con un gran sentido del humor. Lo que más me gustó es que es tan compleja e interesante como cualquier personaje masculino".

Esa complejidad y ese sentido del humor son parte de las cualidades que atraen la atención de Large por Sam y lo que le ayuda a superar sus complejos una vez por todas. "Large va evolucionando a medida que avanza la historia. Pasa de un estado de indiferencia total a volver a sentir de verdad", explica Portman. "Por su parte, Sam es una persona con tanta vida y tanta energía que acaba contagiando a Large. Además, él viene de un ambiente muy frío, mientras que ella procede de una familia muy unida. Por eso, Sam se convierte en ese hogar que nunca tuvo”.

Braff nos habla del personaje de Sam: "Es el polo opuesto a Large. Es una persona que derrocha esperanza y energía y que desborda ganas de vivir. Al principio, la vitalidad y el encanto de Sam lo desconciertan, pero acaba enamorándose de ella porque es absolutamente maravillosa. Creo que es una fantasía muy común entre los hombres: una mujer que aparece en tu vida y te salva, te rescata de ti mismo".

Peter Sarsgaard interpreta a Mark, un enterrador desganado y con dudosos principios que trabaja en el cementerio donde está enterrada la madre de Large. Mark vive aún con su madre (Jean Smart), fumadora de canutos, una mujer con aspiraciones de grandeza, pero que sale con un compañero de clase de Mark que trabaja como "caballero" en el restaurante temático local, ambientado en la Edad Media. Las ambiciones de Mark no van mucho más allá de completar su baraja de cartas de Tormenta del Desierto, con la esperanza de que un día valgan lo bastante para prejubilarse.

Braff había visto el escalofriante retrato que hizo Peter Sarsgaard de John Lotter en "Boys Don't Cry". "En esa película estaba aterrador. Me llegué a creer que el era de verdad ese tipo. Algo que me irrita de verdad es cuando las 'megaestrellas' del cine se ponen a interpretar personajes normales porque quieren cambiar de registro− Pero cuando ves sus interpretaciones no consigues creerte nada". Y prosigue: “Peter es muy polivalente, realmente camaleónico. Se mete en la piel del personaje". Saasgarde describe a Mark como "al sheriff local por antonomasia". Ese tipo de hombre que sabe que todo tiene un precio, incluso en los barrios de la periferia de Nueva Jersey.

Tras recibir el guión, Sarsgaard recuerda lo que sintió: "Me pareció un guión muy divertido, y que podría ser muy divertido hacer una película. En esta cinta, y con un personaje como el mío, te da la impresión de que puedes hacer cualquier cosa".

De hecho, una mañana, Sarsgaard acudió al rodaje vestido de esmoquin, −un atuendo que no encajaba con el desastrado vestuario de su personaje. pero el actor había salido hasta tan tarde la noche anterior que no le dio tiempo a ir a casa a cambiarse. Sarsgaard comenta que, aunque la situación fue algo embarazosa, su cabeza estaba en el estado perfecto para la escena que iban a rodar: la mañana después de la gran cena de la película.

El personaje de Mark sufre un cambio a lo largo de "GARDEN STATE" (ALGO EN COMÚN) que, aunque es más sutil que el de Large, no es menos profundo. "Hay una especie de revelación colectiva, que hace que todo el mundo cambie", dice Sarsgaard. "Sin embargo, lo interesante es que la película no se detiene demasiado en analizar esos cambios. Los espectadores se dan cuenta inmediatamente de que van a suceder".

Como explica Braff: "El último tercio de la película trata sobre la manera en que Mark se salva a sí mismo. Es un tipo que hace lo que tiene que hacer para salir adelante. Pero, por una vez, se decide a actuar por pura amistad”.

Gideon Largeman es el padre de Large, un hombre que mantiene una relación distante y fría con su hijo. Para el papel, Braff eligió a Sir Ian Holm, un actor nominado a los Oscar. Es conocido por su trabajo en "Chariots of Fire" (Carros de fuego), "The Sweet Hereafter" (El dulce porvenir) y en la trilogía "The Lord of the Rings" (El Señor de los Anillos).

Braff explica que el personaje de Gideon es el Mago de Oz de toda la historia. Large ve a su padre como al todopoderoso maestro de la manipulación. Pero a final no es más que un pobre anciano, débil e inseguro".

Braff continúa: "Gideon quiere que todo el mundo sea feliz. Hay muchas personas así, personas que desean algo con tanta intensidad, que acaban arruinándolo todo. Gideon intenta agradar a todo el mundo y acaba haciendo que todos se sientan desdichados”. Y continúa: “Como es psiquiatra y se cree el gran patriarca de la familia, siente que su responsabilidad es hacerlos felices a todos. Es un hombre sin ninguna malicia".

En la conversación final entre Large y su padre, Large se atreve a expresar lo que nunca se dice entre padres e hijos. Como explica Braff: "Todo el mundo tiene algo que querría decir a sus padres y a veces lo consigues, pero no estás totalmente seguro de que lo hayan oído realmente. En esa escena, se nota que es la primera vez que el personaje de Ian escucha algo así".

Braff continúa: "Vi a Ian en 'The Sweet Hereafter' (El dulce porvenir) y me impresionó. Recuerdo lo que me dijo por teléfono cuando aceptó el papel: 'Zach, soy Ian Holm'. Yo respondí: 'Oh, Dios', y él dijo: ‘No, sólo soy Ian Holm. Quiero el papel de Gideon'. Poco después tuve la suerte de conocerlo. Es la persona más encantadora, generosa y humilde del mundo. Y aquí estoy yo, un chico de Nueva Jersey dirigiendo a un famosísimo actor británico. Este hombre es, literalmente, un caballero británico y, aún así, aceptó trabajar con nosotros y se mostró increíblemente cooperativo y divertido".

El sentimiento fue mutuo. Según Holm: "Zach es un director joven y con muchísimo talento. A sus 28 años, ya lo tiene todo. Para un viejecillo como yo, fue fantástico trabajar con alguien tan joven y con tanta vitalidad".

Al igual que en el caso de Natalie Portman, Holm participó en la producción independiente "GARDEN STATE" (ALGO EN COMÚN) después de haber colaborado en una de las trilogías de mayor presupuesto y medios de los últimos años, en este caso "The Lord of the Rings" (El Señor de los Anillos), de Peter Jackson. Sus trabajos más recientes incluyen éxitos como "The Day After Tomorrow" (El día de mañana) y "The Aviator". Su personaje en "GARDEN STATE" (ALGO EN COMÚN) está presente de una manera casi fantasmagórica. Parece surgir de la nada, con su piel pálida y su pelo blanco, como si quisiera coger desprevenido a Large. Pero además, para Large, su presencia se convierte en un aviso que le recuerda en lo que puede convertirse si su vida no cambia de forma radical.

Holm describe a Gideon como a "un hombre de cierta edad que esconde algunos secretos oscuros. Es un hombre autoritario que dominaba a su hijo y al que atiborró de litio desde la niñez lo que le causó graves perjuicios. Es como en 'El rey Lear', un asunto sin resolver entre los dos".

Completan el reparto Method Man ("Soul Plane", "How High" [Buen rollito]) en el papel de Diego, recepcionista del hotel y propietario de un local de streaptease; Ron Leibman ("Auto Focus" [Desenfocado], "Dummy") , que interpreta al Doctor Cohen, un neurólogo; Jean Smart ("Bringing Down the House" [Se montó la gorda] , "Sweet Home Alabama"), en el papel de la madre de Mark, una adicta a la marihuana.
[labutaca.net]