CLICK HERE FOR THOUSANDS OF FREE BLOGGER TEMPLATES »

miércoles, 24 de diciembre de 2008

Cómo se hizo Garden State: 4, En Garden State, ver es creer


Para concebir el aspecto visual de "GARDEN STATE" (ALGO EN COMÚN), Braff, cuyo hobby es la fotografía en blanco y negro, se inspiró en algunos de los directores que más inciden en la composición. Entre sus influencias, Braff cita "Manhattan" de Woody Allen, las obras de Hal Ashby y Stanley Kubrick o el ambiente urbano, a la vez sereno y amenazante, de "Safe", de Todd Haynes.

Zach Braff y el director de fotografía Lawrence Sher comenzaron la producción con una idea muy clara sobre el aspecto que debía tener la cinta. "Tratamos de crear un estilo visual muy específico usando grandes angulares, tomas desde grúa y tomas aéreas, pero no abusamos del movimiento de cámara", explica Sher.

El modesto presupuesto y el reducido tiempo del rodaje (25 días) obligaron al equipo y a los miembros del reparto a hacer más con menos. Por ejemplo, la mayoría de las escenas tuvieron que rodarse en una o dos tomas. "Sobrevolamos el guión en vez de recrearnos en él y creo que fue acertado", comenta el actor Peter Sarsgaard. "Después de 12 tomas, un chiste deja de parecerte gracioso".

Las limitaciones de tiempo obligaron a que la postproducción se hiciese de la manera más eficaz posible. La película se realizó durante una pausa de la serie "Scrubs", por lo que Braff sólo dispuso de seis semanas para el montaje después de terminar de rodarla. Para acelerar el proceso, decidió hacer algo poco habitual: comenzó a montar la película mientras todavía se estaba rodando. Y para lograrlo tuvo que dedicar muchas noches y fines de semana.

El guión de la película, y su arca, proporcionaron a Judy Becker las claves del diseño de producción. El agua está presente en "GARDEN STATE" (ALGO EN COMÚN) como una corriente que fluye cada vez con más fuerza; desde la bañera de la madre de Zach, pasando por la gigantesca piscina de Jesse, hasta el arca que se agita en un profundo abismo bajo la lluvia.

Según Braff: "El tema del agua suele pasar desapercibido, y su importancia se limita a un grifo que gotea. Durante la película se va fraguando una tormenta que estalla el momento álgido de la película, cuando Large besa a Sam en la grúa".

A diferencia de la mayoría de películas sobre solteros de menos de 30 años, la familia juega un papel muy destacado en "GARDEN STATE" (ALGO EN COMÚN). Andrew es el único hijo de una madre que sufre una profunda depresión y de un padre emocionalmente distante, mientras que Sam procede de una familia unida y cariñosa, aunque nada convencional. El aspecto visual de las casas de ambas familias también refleja esa dicotomía: la de Gideon y el apartamento de Large en Hollywood son descoloridos y desangelados, igual que la familia; en cambio, la casa de Sam es una especie de leonera caótica, viva y luminosa.

La única excepción en la casa de Gideon es el cuarto de baño que la madre de Large redecora con un extravagante diseño floral antes de morir.

Braff lo explica: "Se trata de una mujer que sufre una fuerte depresión; pero, un mes antes de morir, vive un estallido de energía y creatividad. Es como los animales, que a veces justo antes de morir tienen un subidón de adrenalina, un último intento de seguir vivos. A ella le ocurre lo mismo, se está agarrando a una última razón para vivir. También me gustaba la idea de su hijo desapareciendo en medio de ese diseño".

Al igual que para el personaje de Large, "GARDEN STATE" (ALGO EN COMÚN) supuso una vuelta a casa para Braff − así como para otros miembros del equipo. "Para mí fue muy importante rodar en Nueva Jersey y no en otros lugares, como Canadá o Hollywood, donde habría resultado más barato", afirma Braff.

El emplazamiento fue una de las cosas que atrajeron a Stacey Sher, ya que creció en el norte de Nueva Jersey. "Es un entorno que conocía bien y el guión me pareció muy sincero, muy emotivo y divertido. Los personajes retrataban a la perfección a muchas personas reales que aún recuerdo de mis tiempos de colegio".

Para añadir autenticidad al proyecto, Braff decidió utilizar a varios miembros de su propia familia como extras para una de las escenas, aunque al final dicha secuencia se quedó fuera del montaje definitivo. "Tenía que estar constantemente llamando a mis familiares para darles noticias de la película", recuerda Braff.

La producción se puso en marcha cuando Braff recibió un informe de un localizador de exteriores sobre una casa que había visto para "GARDEN STATE" (ALGO EN COMÚN). El localizador llamó a la puerta de una casa en South Orange y preguntó a la propietaria si estaba dispuesta a alquilarla para el rodaje de una película dirigida por el protagonista de "Scrubs". Y resultó que la mujer era la madrastra de Braff.

[labutaca.net]